Ventajas y desventajas de la energía biomasa

Ventajas y desventajas de la energía biomasa

Con la biomasa, se puede generar energía mediante el empleo de materiales orgánicos, por lo que es una fuente renovable que viene de un proceso mecánico o biológico, con residuos producidos por las sustancias derivadas de los seres vivos, ya sean las plantas, animales o los propios seres humanos.

¿Qué es la biomasa?

La biomasa es una alternativa a los combustibles fósiles, siendo una forma posible de satisfacer los requerimientos energéticos de comunidades, ciudades o países. Este tipo de energía, se puede aprovechar mediante el proceso de combustión, o producto de la transformación en otro tipo de sustancias que se pueden usar para este propósito.

Al producir energía mediante la biomasa, se respeta el medio ambiente porque se trata de un sistema biológico cuya inversión económica no es muy alta, usando la materia que pertenece a cualquier elemento orgánico que, incluso, pueden ser cáscaras de frutos secos, huesos de aceituna, pedazos de madera, entre otras cosas.

Existen agro-combustibles líquidos como el bioetanol o el biodiesel, pueden servir para esto, al igual que la leña y el gas metano. Sin embargo, hay que cuidar que la biomasa generada no supere a la producción del ecosistema que se haya explotado, porque se puede estar incurriendo en el consumo de combustible dentro de los procesos de transformación

Con esto, se debe buscar que la utilidad energética sea la mejor, en comparación a desviar la biomasa para otras cosas como la producción de abono o fertilizante. Es posible que las plantas logren la transformación de la energía solar en energía química mediante la fotosíntesis, quedando esa energía química almacenada como materia orgánica.

Entonces, tenemos que la energía química que almacena la biomasa se puede recuperar de forma directa al quemarla o mediante su transformación en combustible.

Tipos de Biomasa

Hay diversos tipos de biomasa que podemos encontrar en la actualidad.

Uno de ellos es la biomasa natural, producida en la naturaleza sin necesidad que intervengan los seres humanos. Un ejemplo de esto, puede ser la caída natural de las ramas de los árboles, lo que ocurre por distintos motivos.

Otro de los tipos de biomasa disponibles es la residual, gracias al residuo que se genera luego de las actividades de la agricultura, como es el caso de los rastrojos y la poda, pasando lo mismo con las tareas ganaderas y silvícolas, al igual que los residuos generados en el trabajo de las empresas agroalimentarias, ya sean bagazos, vinazas, cáscaras, alpechines.

El sector maderero produce residuos que se pueden considerar como biomasa, al igual que las empresas que reciclan aceites y las depuradoras.

Por último, tenemos a los cultivos energéticos que están pensados para producir biocombustibles, destacando los de remolacha y cereales, que sirven para hacer el bioetanol, mientras que las oleaginosas ayudan a producir biodiesel.

Aprovechamiento de la biomasa

Existen diversos sistemas de aprovechamiento de la biomasa, con el que se producen diversos tipos de energía, recurriendo para estos propósitos a métodos que básicamente son bioquímicos y termoquímicos, destacando en el primer caso la digestión anaeróbica.

El uso de cualquiera de estos métodos, variará acorde a las cualidades del combustible, así como de la naturaleza y demanda de su aplicación.

Con respecto a los sistemas basados en la combustión, se basan en quemar la biomasa a temperaturas altas, que pueden estar entre los 600 a los 1.300 grados centígrados, entre una gran cantidad de aire, implementando una serie de tecnologías para ejecutar la combustión de la biomasa, como las cámaras torsionales y las calderas de parrilla.

Con los sistemas basados en la gasificación, se alcanza la descomposición del recurso y mediante la acción del calor, es producido un combustible gaseoso, con aplicaciones idénticas a la del gas natural. Para hacer la gasificación, se recurre a diversos gasificadores como el de corrientes paralelas, de lecho fluído o en contracorriente.

Los gasificadores tienen una gran ventaja sobre los equipos de combustión, sobre todo si trabajan con potencias sumamente elevadas.

Ventajas de la biomasa

Entre las ventajas de la biomasa tenemos que:

Se considera como una fuente de energía renovable, puesto que se puede acceder a la misma porque abundan la basura orgánica, el estiércol, entre otros residuos, que pueden transformarse en biocombustibles con un ritmo de conversión que alcanza algunos meses de duración.

La biomasa forma parte del ciclo de carbono, ya que este es captado por las plantas en medio de la fotosíntesis y cuando estas mueren o son quemadas, el carbono captado regresa a la atmósfera. Esta es otra de las ventajas de la biomasa, porque ningún combustible que venga de este proceso propicia el calentamiento global.

Mientras que el aprovechamiento energético que está contenido en la biomasa es muy barato en comparación con el carbón o el petróleo, dado que su costo de producción equivale a un tercio de la inversión para producir combustibles fósiles.

Si en los hogares el sistema de calefacción funcionara con biocombustibles, se puede ahorrar anualmente una cantidad de dinero considerable, a diferencia de si se usara gasoil.

Y, por último, la biomasa es abundante en enormes cantidades, evitando la necesidad de crear infraestructuras de gran envergadura, para su transporte. Estas son las ventajas de la biomasa.

Desventajas de la biomasa

En cuanto a las desventajas de la biomasa, su obtención y producción puede ser costosa, sobre todo si el proyecto implica recolección, procesamiento y almacenamiento de ciertos tipos de biomasa.

Para conseguir la biomasa y procesarla debidamente, se requiere una gran cantidad de espacio, lo que supone una gran limitación en caso que no se disponga del mismo.

Pero el aspecto medioambiental es una de las desventajas de la biomasa más importantes, tenemos que son destruidas zonas selváticas o forestales, con lo que se eliminan zonas de una enorme importancia ecológica, acabando con los ecosistemas que antes prevalecían.

Centrales de biomasa en España

Las centrales de biomasa consisten en una planta de generación eléctrica, con la que se aprovecha la energía química existente en una cantidad de biomasa determinada, liberada mediante un proceso de combustión como energía térmica. Hay muchas centrales de biomasa en España, que durante el año tienen mucha actividad en este sentido.

Entre las centrales de biomasa en España que se encuentran en funcionamiento, tenemos algunas a continuación:

Coterram Generación S.A (Provincia de León).

Maderas Campos S.L (Provincia de Jaén).

Maderas Doñana S.L (Provincia de Huelva).

Biomasa Córdoba S.L (Provincia de Córdoba).

Sociedad Cooperativa Reto a la Esperanza (Provincia de Cantabria).

Ya tienes toda la información sobre las ventajas y desventajas de la energía biomasa.

Vota este post